Hay veces que el trabajo en la oficina no acaba y es necesario realizar actividades complementarias en el hogar. Para esas ocasiones lo ideal es contar con un espacio personal dentro de tu casa que te ayude a elevar tu productividad.

Primero necesitas designar un espacio. No importa si tu hogar es un departamento de 2 o 3 habitaciones o una casa de dos pisos, tu espacio tiene que resultarte cómodo y productivo.

Si cuentas con poco espacio, tal vez no puedas contar con un despacho o habitación completa para trabajar, por eso, lo mejor es elegir escritorios y sillas pequeños pero prácticos y que le den un toque personal, ya que estarán a la vista en tu sala o recámara.

Elige colores pálidos y limpios. El gris y el blanco son tus grandes aliados. Recuerda que estos colores resaltan las superficies y dan la impresión de que el lugar es más amplio. Los detalles en madera también le van bien a un espacio tan personal.

El orden es muy importante. Ayúdate con algunos estantes que ocupen poco espacio o peldaños adecuados a la pared para aprovechar el espacio al máximo.

Si te gustan las plantas, un poco de naturaleza le dará una vista especial a tu oficina. Recuerda elegir plantas pequeñas y que no requieran constantemente de la luz del sol.

“En Mira contamos con escritorios, estantes, cajoneras y sillas de diseño que se adecuan a tu estilo y tu presupuesto”.

¿Que tal estos tips? Por favor comenta que te pareció y como tu creas tu oficina en tu hogar. 😀

Escrito por 

Decoración y comodidad a precio justo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *